Etiquetas

, ,

VAn swiwten

“… Voy  a casa del barón Van Swieten cada domingo a las diez en punto, y allí no se interpreta nada que no sea Händel y Bach. Estoy elaborando una colección de fugas de Bach, las de Sebastian y también las de Emanuel y Friedman … ¿Sabías ya que falleció el “Bach inglés”?  ¡Qué pérdida para el mundo de la música!…”

Así se expresaba Wolfgang Amadeus Mozart (1756-1791) en una carta a su padre fechada en Viena el 10 de abril de 1782. Viene a colación este episodio en nuestro blog de Atelier Coral porque el barón Gottfried Van Swieten (Leiden, 1733 – Viena 1803) fue una de las “visitas virtuales” -junto a la de Jacopus Clemens non Papa- que de la mano del maestro Rainer recibimos en nuestra última sesión del Atelier. Y es justo decir que nos resultó un personaje igual de sorprendente y, a grandes rasgos, desconocido.

[Nota: también es justo decir que un par de días después de nuestro ensayo, quien escribe estas líneas recaló, zapeando por la TV, en la famosa película de Milos Forman “Amadeus”- basada en  la polémica dramaturgia de Peter Shaffer que para muchos más envilece que ensalza la figura de Mozart- y en el film aparece un par de veces fugazmente el personaje de Van Swieten como componente del oscuro grupo de cortesanos que acompañan y asesoran al Emperador; un Van Swieten, en fin, tan gris y desdibujado que uno no puede culparse por no haber reparado en él.]

Van Swieten fue un aristócrata y diplomático holandés fascinado por la música. Puede no ser casualidad en su pronta atracción hacia la figura de Bach el hecho de haber sido en su juventud alumno de Kirnberger, músico con toda probabilidad discípulo directo de aquél y, en todo caso, uno de los más prontos y activos divulgadores de la obra de Bach. A lo largo de toda su vida Van Swieten fue anfitrión sistemático de reuniones musicales como la que Mozart nos relata más arriba. Incorporado años después a la corte vienesa de Federico el Grande en calidad de Bibliotecario Imperial, visitó Turingia tras la muerte de JS Bach y a través de sus dos hijos mayores tuvo acceso a las planchas y manuscritos de buena parte de las partituras que aquellos recibieron en herencia. Fascinado, llevó consigo de regreso a Viena buena parte de las mismas, lo que permitió que los músicos de su círculo, integrado por personalidades tan relevantes como el propio Mozart, Beethoven o Haydn (para quien incluso habría de escribir Van Swieten el libreto de “La Creación” sobre textos de Milton) conocieran las obras del genio de Eisenach y las incorporaran a su acervo musical. Fue por tanto un importante y temprano vector en la difusión de la obra de JS Bach entre la élite musical.

Johann Christian Bach

Johann Christian Bach

Quizá a alguno sorprenda la referencia que aparece en el fragmento de carta reproducido al principio de la presente entrada a un cierto “Bach inglés”.  Con este sobrenombre  era y es frecuentemente identificado el menor de los hijos de Bach, Johann Christian (1735-1782). En 1762 se estableció en Londres, en cuya corte desempeñó la tarea de director de música al servicio de la princesa Carlota de Mecklenburgo, casada con el rey Jorge III. Allí conoció Johann Christian a la que poco después habría de convertirse en su esposa, la por entonces afamada soprano Cecilia Grassi. Tiempo antes, nada más llegar a Londres, coincidió con un pequeño niño prodigio austriaco llamado Mozart que andaba luciendo su sorprendente talento por los salones de la corte londinense y con quien no tardó en trabar una relación de mutua admiración. Se dice que las sinfonías creadas por Mozart en aquellos días y muy especialmente sus primeros conciertos para piano -compuestos en Salzburgo nada más regresar de Londres- se inspiran intensamente en los modelos aprendidos de Johann Christian, “el Bach inglés”.

Quien esté interesado en profundizar en las inter-relaciones artísticas de Mozart y las diferentes generaciones de músicos Bach que no deje de visitar el artículo “Bach, Mozart and the ‘Musical Midwife’”, de la investigadora Michelle Rasmussen, cuya información es la principal fuente de documentación de la presente entrada.