Etiquetas

, , , , , ,

Con el verano finaliza este “Cuaderno de Estío” que, sin querer, se ha convertido en una trilogía integrada por tres féminas artistas inteligentes, jóvenes y brillantes, de cuyo vínculo con España podemos enorgullecernos. A las anteriores entradas dedicadas a Riyehee Hong y Núria Rial, me honra agregar hoy este cierre del periodo estival en torno al último trabajo discográfico de Raquel Andueza.

raquel

El último día del verano nos trajo a los madrileños el regalo de poder disfrutar, una vez más, de la interpretación y la sensibilidad de la soprano navarra Raquel Andueza, una de las voces más sobresalientes del panorama internacional de la música barroca. La coartada fue la presentación en La Quinta de Mahler -¿conocéis esta librería-disquería-refugio de melómanos en la calle Amnistía 5, al lado del Teatro Real?: no os la perdáis- de su ultimísimo disco, “Pegaso”, una colección, más que ciclo, de obras sacras de Tarquinio Merula (1595-1665). Comparte Raquel el impulso para llevar a cabo esta edición con Jesús Fernández Baena, su compañero tiorbista de siempre, y con el grupo que lideran, La Galanía, que demuestra en el registro un nivel máximo de exigencia y elegancia interpretativa.

Presentacion Pegaso

Es Tarquinio Merula “uno de los secretos mejor guardados del primer barroco italiano”, tal como en las notas a la edición discográfica afirma con acierto el especialista Pieter Mannaerts. Impresiona en el disco la extraordinaria calidad y la vigente viveza –“casi de música pop actual”, se llegaba a comentar en la presentación, y estoy de acuerdo- de la música de Merula, que, sin renunciar al atractivo de la complejidad armónica y tímbrica, transmite una alegría y un sosiego del alma no siempre presentes en el género. No hay que decir que la interpretación de Andueza, convertida desde hace algunos años en una auténtica divulgadora de la obra del genial compositor lombardo, es sencillamente perfecta, amparada en una técnica admirable y en una textura vocal que le sienta a la partitura como un guante, igual que al barroco italiano en su conjunto. Su conocimiento y amor indisimulado por este concreto repertorio hace el resto para el deleite del oyente. Quien escribe estas líneas garantiza que la audición de los casi 67 minutos de gran música contenidos en este registro no es un placer reservado a especialistas y conocedores del repertorio, sino que es una delicia para cualquier oído deseoso de experiencias musicales de primer nivel.

Pero casi tanto como el propio disco, a mí personalmente me impresiona la valentía que demuestran estos brillantísimos músicos al afrontar así los momentos que estamos viviendo, uno de los periodos más difíciles que la producción musical llamada “clásica” ha vivido en el último cuarto de siglo. Con las discográficas contrayéndose, los distribuidores cerrando, los promotores huyendo a territorios “soleados” y los programadores escondiéndose tras producciones sin riesgo, experimentamos actualmente una suerte de hora de los valientes. Con “Pegaso”, Raquel Andueza, Jesús Fernández Baena, los componentes de La Galanía y todos los participantes en esta producción casi netamente española –grabada íntegramente en la sede del Coro de la Comunidad de Madrid aprovechando las últimas vacaciones navideñas de esta formación- han demostrado ser parte de esa estirpe de valientes forjados del mismo material “del que están hechos los sueños” (Shakespeare dixit).

Os dejo a continuación una canción de Merula, “Folle è ben che si crede” (“Loco ha de estar quien crea…”), extraída de un disco anterior con Raquel Andueza y Jesús Fernández Baena.

Y, puesto que de Bach va principalmente este blog y como nuestra protagonista es una importantísima intérprete de su repertorio, como cierre bachiano de estos cuadernos de estío dejo una estremecedora interpretación de Raquel Andueza y el grupo Hippocampus (liderado por Alberto Martínez Molina, otro valiente admirable) del primer número de la cantata de boda BWV 202, “Weichet nur, betrübte Schatten” en un extracto del inolvidable ciclo “Bach en Vallekas” llevado a cabo por esta formación y que se puede encontrar editado por ARSIS en este enlace (espero no atentar contra derecho alguno colgándolo; si fuera así, lo “descolgaré” inmediatamente).